Un nuevo paradigma

¿Es útil?

Luego de haber realizado varios seminarios, talleres y charlas acerca del Modelo del Panorama Social que estoy difundiendo en el mundo hispanohablante, hay una pregunta que siempre aparece en relación al nuevo paradigma sobre el cual se basa y/o del que forma parte: ¿Tiene aplicación práctica en el mundo de la empresa?

Desde ya, la respuesta, es un clarísimo SÍ. Y con muchas ventajas sobre cualquier otra herramienta de coaching y terapia. En el caso del modelo mencionado, cuando se trata de mejorar problemas de relaciones sociales. ¿Problemas con un jefe, un gerente, un director? O al revés: ¿Problemas con un empleado en particular? O bien entre colegas de trabajo. Problemas de poder, celos, envidias, desprecio . . . son solo algunas denominaciones para lo que sufrimos en esos casos. Siendo que el mundo de la empresa está conformado por personas, es fácil darse cuenta que ese tipo de problemas, a la corta o a la larga, pueden tener efectos devastadores para la organización.

Como seres humanos invertimos una enorme cantidad de energía en nuestras relaciones sociales. Pero cuando se pierde el equilibrio en alguna de las facetas sociales en las que estamos inmersos, se presenta el problema. Llega un momento en que los problemas suscitados en la familia, comienzan a mostrar sus efectos en el trabajo, en el deporte o con los amigos . . . y lo mismo sucede a la inversa. En mi experiencia como coach, los problemas relacionados a este tipo de cuestiones son muy importantes, ya que nos afectan profundamente en lo que sentimos, y no logramos enfocarnos en lo que realmente queremos. El problema “ronda en la cabeza”, “no me lo puedo quitar de encima”, “me acompaña a todos lados”, “no me suelta” o “no logro dejarlo”, “interfiere en mis actividades”, “está todo el tiempo ahí”. Son solo algunas expresiones comunes, que alguna vez hemos verbalizado nosotros mismos, ¿verdad?

La buena noticia es que la solución es, con frecuencia, mucho más sencilla de lo esperado. En una época de cambios vertiginosos, poder contar con una herramienta de acción rápida, profunda, y cuyos efectos se mantienen en el tiempo, es de vital importancia.

¿Qué ventaja da el uso de este nuevo paradigma?

Volviendo al tema del nuevo paradigma, diremos brevemente porqué es ventajoso su uso. Las intervenciones que cuentan con el tipo de características mencionadas en el párrafo anterior (intervenciones rápidas, efectivas y duraderas), tienen una cuestión en común. Son técnicas de coaching y terapia que utilizan el espacio como herramienta principal. La mayoría de las que lo utilizan, no lo dicen en forma explícita. En el Modelo del Panorama Social sí. Allí se dice que el espacio es el principio de organización de la mente. Parece un tema menor, pero de tan “obvio”, se pasó por alto por mucho tiempo. Precisamente ahí es donde radica su ventaja. Y ahora comienzan a surgir estudios, entre otros de las neurociencias, que avalan desde un lugar científicamente indiscutible lo que en el Modelo del Panorama Social se viene diciendo hace unos 25 años.

El Espacio Mental

¿Tenemos fundamentos comprobables de otras ramas de la ciencia?

En una publicación del renombrado Instituto Max Planck, indiscutiblemente una de las instituciones más respetadas por la seriedad y rigurosidad de las investigaciones que se llevan a cabo allí, el Dr. Doeller sostiene:

“The term ‘cognitive spaces’ refers to mental maps in which we arrange our experience. Everything that we encounter has physical properties, whether a person or an object, and can therefore be arranged along different dimensions. “If I think about cars, I can order them based on their engine power and weight for example. We would have racing cars with strong engines and low weights as well as caravans with weak engines and high weight, as well as all combinations in between,” says Doeller. “We can think about our family and friends in a similar way; for example, on the basis of their height, humour, or income, coding them as tall or short, humorous or humourless, or more or less wealthy.” Depending on the dimensions of interest individuals might be stored mentally closer together or further away.

Extraído de: https://www.mpg.de/12480215/navigating-our-thoughts-fundamental-principles-of-thinking?c=2249

Traducido a nuestro idioma: “El término ‘espacios cognitivos’ se refiere a mapas mentales en los que organizamos nuestra experiencia. Todo lo que encontramos tiene propiedades físicas, ya sea una persona o un objeto, y por lo tanto puede ser organizado a lo largo de diferentes dimensiones. “Si pienso en coches, puedo comprarlos basándome en su potencia o su peso, por ejemplo. Tendremos coches de carrera con motores fuertes y poco peso así como caravanas con motores débiles y mucho peso, así como combinaciones entre ellos,” dice Doeller. “Podemos pensar en nuestra familia y amigos de una manera similar; por ejemplo, en base a su estatura, humor, o ingreso, codificándolos como altos o bajos, con humor o sin el, o más o menos sanos.” Dependiendo de las dimensiones de interés, los individuos pueden ser almacenados más cerca o más lejos.” Puedes leer el artículo completo en inglés aquí.

¿Qué podemos concluir?

Es necesario reconocer el nuevo paradigma. Así podemos darnos cuenta que el espacio (mental) es el teatro de operaciones en el que generamos todos nuestros problemas. PERO también es, por lo tanto, el espacio en el que podemos y debemos resolverlos, pues es el mismo espacio en donde están o se generan las soluciones. Las implicancias y derivaciones que ello implica, son enormes. El Modelo del Panorama Social se basa y utiliza ese paradigma implícita y explícitamente. Por eso es tan rápido y efectivo a la hora solucionar los problemas en el ámbito social para el cual fue diseñado.

¿Eres coach o psicólogo y quieres saber más? ¿Tienes colegas a los que también les podría interesar? ¿O tal vez quieras hacer un trabajo de investigación innovador? Puedes contactarte conmigo a través de “Contacto” o bien por correo electrónico a panoramasocial @pansoc.com o dejándome un whatsapp en +34 662 50 53 50.

Compártelo en redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario