Nuevas evidencias científicas para PANSOC

Un breve repaso -Evidencias y credibilidad-

A lo largo del tiempo vuelven a surgir nuevas evidencias científicas que avalan el Modelo del Panorama Social del Dr. Lucas Derks. Pero primero haré aquí un breve repaso de temas muy generales en función de la difusión que elegí llevar adelante con el modelo mencionado. Uno de ellos, y creo que bastante importante, pasa por la credibilidad. ¿Y en qué sentido lo digo? Sencillo: cuando se trata de un paradigma nuevo, es decir, una nueva forma de enfocar o de ver las cosas, la reacción más común es la de “tomar distancia”. O, si uno tiene el valor de “acercarse” a eso que es nuevo, lo hará con “cautela”.

En cualquier caso, mostrar o demostrar la validez y la credibilidad de un nuevo enfoque es, por lo tanto, un factor que puede facilitar el “acercamiento” a aquellas personas que prima facie optan por mantenerse distanciados. Claro, es que hay que romper con esa barrera que se expresa tan bien en aquello de “Más vale malo conocido, que bueno por conocer”. Es precisamente aquello que, de forma subyacente, lleva a la posición de cautela y distancia antes mencionada, que por otra parte nos han inculcado desde pequeños.

También encontramos otras expresiones comunes similares, pero que básicamente llevan a lo mismo. Por ejemplo, “con lo que tengo, me apaño”, o “más vale pájaro en mano que cien volando”, etc., etc., etc. En todas ellas se externaliza la sensación de seguridad que nos da lo que ya conocemos y que aprendimos a manejar. Como todo en la vida, esto tiene sus ventajas, pero . . . al mismo tiempo que implica desventajas. Llevado al ámbito de la psicología y del coaching, la desventaja termina recayendo en el paciente o cliente. Con lo “malo conocido” damos “más vueltas” en vez de “ir al grano” y llegar así a una solución más rápida para la persona que lo necesita.

Postulados antecedentes y evidencias científicas posteriores

Para los profesionales siempre es interesante conocer los antecedentes y las bases sobre las cuales se sustenta un modelo innovador, como lo es el Modelo del Panorama Social. Hoy en día, lejos de seguir en una línea puramente analítica, vemos que muchas soluciones nuevas proceden de la síntesis. Esto es, que se toman conocimientos provenientes de varios campos de la ciencia, dando lugar a algo nuevo. Metafóricamente podríamos decir que “cocinamos algo nuevo”. Tomamos ingredientes conocidos y los hacemos conjugar, tal vez hasta con algún ingrediente nuevo, obteniendo un resultado nuevo. A veces, hasta sorprendente.

A este fenómeno de “síntesis”, tan necesario y válido como el de “análisis”, se le da el bonito nombre de trabajo interdisciplinario. Algo absolutamente común dentro del trabajo científico. Las neurociencias, por caso, se nutren de otras áreas y se complementan (cooperan) con ellas para poder llevar adelante su trabajo específico. Intervienen desde físicos, biólogos e ingenieros (que diseñan los modernos resonadores magnéticos) hasta médicos y psicólogos. Recomiendo aquí la lectura de “Descubrimientos impactantes” .

Ahora bien, cuando hablamos de antecedentes, debemos ser conscientes que “antecedente” es aquello que está “antes” de aquello que lo sigue. Si somos estrictos con el término, entonces el Modelo del Panorama Social es “antecedente” a los últimos descubrimientos realizados por las neurociencias. Pero también sabemos que, aún a pesar del trabajo interdisciplinario existente, frecuentemente sucede que lo que ya se sabe y antecede a un “nuevo descubrimiento”, es más bien una nueva confirmación. Es decir, lo que ya se había postulado con anterioridad, es confirmado con posterioridad desde otros lugares del conocimiento.

Así está expresado en uno de los artículos publicados en el blog de esta página, que lleva el título de “Un nuevo paradigma“.

Neurociencias y nuevas evidencias científicas

En ese sentido, siempre tendremos novedades. Lo interesante de ello es ver si esas novedades sostienen o bien dan por tierra postulados preexistentes o antecedentes. La buena noticia: los hallazgos más recientes de las neurociencias, de 2017 a la fecha, confirman reiteradamente el paradigma subyacente al Modelo del Panorama Social.

Esto debería animar a los más escépticos, y a la vez darles un sentimiento de mayor seguridad a los que ya se abrieron con cautela a esta nueva propuesta. Para ello, invito a continuar a partir de aquí con la lectura de mi último artículo publicado en LinkedIn que titulé “Más evidencias“.

Agradezco los comentarios que me hagan llegar aquí mismo. Parar dudas o consultas, agradezco lo hagan a través del formulario de “contacto

Compártelo en redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario